Edúquese sobre la eficiencia energética

Ahorro de energía 101

Por Leigh Hanlon, Tribune Brand Publishing

Ahorro de Energía

"¿Entrarás o te quedarás afuera? ¡No te quedes ahí parado! ¡Decídete!"

¿Recuerda las reprimendas de la infancia cuando se sentaba a horcajadas con la puerta abierta mientras el aire acondicionado pasaba a su lado y salía hacia el verano tórrido de Florida? Demasiados consumidores se confían acerca de la electricidad y suponen que cada vez que encienden un interruptor o tocan un botón, este valioso recurso estará a su alcance.

La electricidad está de hecho a nuestra entera disposición, pero aún así es importante usarla sabiamente, porque con un gran consumo de energía llegan grandes facturas mensuales. Es por eso que todos nos podemos beneficiar con un curso rápido en eficiencia energética.

La "eficiencia energética" implica adoptar nuevas tecnologías y nuevas actitudes que puedan reducir el desaprovechamiento y los costos de las facturas de servicio. ¿Está listo? Comienza la clase...

Industria Tecnológica

Medidores inteligentes: estos sistemas de medición avanzados se combinan con herramientas o dispositivos por Internet provistos por OUC o su proveedor de servicios públicos local y se pueden instalar en su hogar. El Departamento de Energía de Estados Unidos menciona que los medidores inteligentes pueden mostrar el uso de energía de su hogar, ayudarle a ahorrar energía y dinero, e incluso permitirle ajustar su termostato o encender y apagar los electrodomésticos desde su computadora o smartphone. Consulte con su proveedor de servicios públicos local para saber qué está disponible en su área de servicio.

Iluminación: “La iluminación tiende a ser un recurso más asequible para ahorrar energía”, dice Kevin Burns, gerente de conservación de Orlando Utilities Commission. Las bombillas compactas de luz fluorescente (CFL, siglas en inglés) duran cerca de 10 veces más, usan cerca de un cuarto de la luz de bombillas incandescentes tradicionales y se pagan por sí mismas en ahorros de energía en menos de nueve meses, dice el Departamento de Energía. Muchas bombillas LED solo usan cerca del 25 por ciento de la energía y pueden durar hasta 25 veces más que las bombillas incandescentes tradicionales. Algunas son regulables u ofrecen características convenientes como sensores de día y de movimiento; algunas incluso se pueden controlar desde su smartphone a través de Wi-Fi o Internet.

Al igual que con lo demás, el costo es un factor", explica Burns. "Vatio por vatio, las bombillas CFL y LED son similares. Las LED pueden darle mayor control, pero a un costo inicial más alto".

Termostato programable: según Alliance to Save Energy, actualizar su termostato a un modelo programable más nuevo puede ahorrarle hasta un 10 por ciento en costos de calefacción y enfriamiento.

Sensores de movimiento: instale sensores de movimiento con placa para interruptores que enciendan las luces automáticamente cuando las personas están presentes y las apaguen cuando se van de la habitación.

Electrodomésticos Energy Star: el programa Energy Star del gobierno federal certifica productos que ahorran energía sin sacrificar funciones o funcionalidad. Los ahorros pueden ser significativos en electrodomésticos como lavadoras y secadoras, calentadores de agua, refrigeradores y congeladores, que tradicionalmente consumen la mayor parte del presupuesto de servicios públicos del hogar. Burns de OUC dice que los electrodomésticos Energy Star "son una buena idea".

Ajuste de actitud

Gaste poco para ahorrar mucho: la Administración de Pequeñas Empresas de Estados Unidos sugiere registrarse en un contrato de mantenimiento anual para que sus sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado se mantengan en óptimas condiciones. “Incluso un nuevo sistema de HVAC Energy Star deteriorará su rendimiento sin un mantenimiento regular”, afirma la SBA.

Hágase amigo (o amiga) de la ventilación: piense cuándo puede dejar el aire acondicionado. A veces, un simple ventilador de techo de bajo consumo puede mover suficiente aire como para refrescarlo y hacer que la vida sea más tolerable.

Ahorros por temporada: todos saben que un termostato a 68 grados o un poco menos se traduce en ahorros de energía en invierno. Pero es una buena idea hacer un cambio similar en el verano, cuando refrescar su hogar puede equivaler a casi la mitad de su consumo de energía. Intente establecer el termostato en 78 grados. Este pequeño ajuste puede originar grandes ahorros.

Apague todas las luces, electrodomésticos y equipos electrónicos cuando no se usan: por supuesto que querrá mantener los refrigeradores y congeladores encendidos, pero otros electrodomésticos y equipos electrónicos no necesitan consumir electricidad cuando están inactivos. La SBA dice que a diferencia de la creencia popular, la mayoría de los equipos NO duran más si se dejan siempre encendidos. De hecho, muchos electrodomésticos continúan consumiendo una pequeña cantidad de electricidad incluso cuando se apagan: los TV, estéreos, computadoras y electrodomésticos de cocina son los sospechosos de siempre. Según la SBA, el 75 por ciento de la electricidad usada para dar energía a los equipos electrónicos para el hogar se consume mientras los productos están apagados. Sugerencia: desenchufe los electrodomésticos y equipos electrónicos cuando no se usan, o enchúfelos en un enchufe múltiple que pueda apagar cuando sea necesario.

Lave la ropa con agua fría y cuélguela para que se seque: de acuerdo con la Alianza para el Ahorro de Energía, el calentamiento del agua en la máquina para lavar consume un 90 por ciento de la energía utilizada para lavar esa carga . Las pautas generales de Energy Star estiman que en un hogar promedio se puede ahorrar de $30 a $40 por año lavando la ropa con agua fría. El DOE también sugiere esperar para lavar hasta tener una carga completa, y piense en ahorrar un 100 por ciento del costo del secado de su ropa al colgarla para que se seque.