Hogar eficiente

Realidades de la vida ecológica

Por Tony Regan, Tribune Brand Publishing

Esfuerzo conjunto: aprender a adaptarse a realidades de la vida ecológica

Es sábado después del mediodía y la temperatura alcanzó 97 grados tórridos. El trabajo en el jardín está terminado, sus tareas matutinas están listas y es hora de refrescarse. Tal vez una zambullida rápida en la piscina haga maravillas. Tal vez lo haga una ducha helada. O tal vez, pueda encender el aire acondicionado hasta que su casa esté más fría que una cámara frigorífica. La vida es buena, hasta que llega su factura de electricidad.

La residente de Orlando, Lindsey Blanco, recibía mensualmente una factura de electricidad de $200 hasta que se mudó a un apartamento más moderno y de inmediato se dio cuenta de un gran (y bienvenido) cambio. "Yo pagaba entre $160 y $200 (por mes) y me di cuenta de que todos en el edificio se quejaban de los costos. Por lo qué actualicé mi departamento con vidrios polarizados y paredes tratadas. Pasé de una factura de $200 a una de $50", comentó White.

Por supuesto, todos tenemos que refrescarnos cuando hace calor, pero eso no significa que tengamos que consumir cientos de dólares en electricidad para estar cómodos. Además, ¿qué sucede con el impacto que estamos causando en el medio ambiente? Además, tomemos distancia y tratemos de averiguar cómo podemos refrescarnos y respetar al medio ambiente al mismo tiempo.

Chris Castro es cofundador de "IDEAS For Us (Intellectual Decisions on Environmental Awareness Solutions)", una entidad sin fines de lucro enfocada en educar a la gente acerca del ahorro energético. "No hay otra solución que tener una vida ecológica. Es un enfoque integrado", dice Castro. "El primer paso es la educación sobre las soluciones ecológicas en nuestros hogares, lugares de trabajo y en nuestras vidas".

Para mejorar su concientización ecológica, haga un balance de los ahorrativos que son usted y su familia en las siguientes áreas:

Energía

Aire acondicionado: “No todos son iguales,” advierte Kevin Burns, gerente de conservación de Orlando Utilities Commission. "Es importante contar con un sistema de HVAC que se adapte adecuadamente a su casa". Burns destaca que en realidad es posible tener un sistema que sea demasiado grande. En este caso, el aire acondicionado enviará el aire frío a la casa, pero se desactivará antes de que el sistema puede eliminar suficiente humedad indeseable.

Los propietarios también deben considerar la compra de equipos de aire acondicionado con un alto número de Proporción Estacional de Ahorro de Energía (SEER, siglas en inglés), es decir, la salida de enfriamiento del equipo durante una temporada típica dividida por la cantidad de electricidad consumida durante ese mismo período. Los números más altos indican una mayor eficiencia; el estándar actual es SEER 14. "SEER 15 es un punto óptimo", dice Burns. Él recomienda que los propietarios se comuniquen con su proveedor de servicios públicos para que se realice una evaluación de energía. Además, algunos proveedores ofrecen descuentos cuando se actualizan los equipos HVAC.

Luces LED: una solución rápida es reemplazar siempre las bombillas incandescentes antiguas de su casa por bombillas LED más duraderas y rentables que utilizan menos energía.

Elimine los "vámpiros” de la energía: tal vez no sea evidente, pero los electrodomésticos y dispositivos como hornos microondas, lavadoras y secadoras, lavavajillas e incluso las computadoras siguen consumiendo energía incluso cuando no están en uso. Esto contribuye al aumento de las facturas de electricidad y al mal uso de la electricidad valiosa. Una solución es utilizar "tomacorrientes inteligentes" que supervisan y controlan el uso de electricidad del electrodoméstico, incluso cuando nadie está en casa. "Desenchufar los electrodomésticos es la manera más fácil", dice Castro. "Además, las regletas de enchufes y los protectores de sobretensión son soluciones simples."

De agua

Reducir el consumo de agua: ahorre agua mediante la compra de un inodoro de bajo flujo y accesorios de bajo flujo para sus duchas y lavabos.

Calentamiento del agua: los tanques de agua caliente tradicionales se calientan eléctricamente para mantener constantemente el agua caliente. Instale un sistema de calentamiento solar de agua en el techo o compre un calentador de agua a gas natural a pedido, que funciona solo cuando es necesario.

Aislamiento

Aire acondicionado: "Si tiene goteras en su casa, está usando de mal manera al aire acondicionado", dice Castro. Para solucionar esto, intente crear una envoltura térmica mediante el aislamiento de las paredes con por lo menos el aislamiento con valor de resistencia estándar de la industria. "Debe tener en sus paredes aislamiento R-19 y, por lo menos, R-30 en su techo. Al final del día, el aislamiento es la barrera radiante en su techo", dice Castro.

Burns de OUC está de acuerdo con que el aislamiento puede desempeñar un papel importante en la reducción de sus costos de aire acondicionado. "Contacte a su proveedor de servicios públicos y haga una evaluación de energía de referencia", sugiere. De esta forma, antes de gastar miles de dólares para actualizar su sistema de HVAC, podría gastar menos en conseguir un aislamiento adecuado.

Ventanas: coloque ventanas con películas de doble o triple panel con baja emisividad para bloquear el calor y la luz ultravioleta.

Jardín

Jardín: tenga plantas de bajo mantenimiento adecuadas para el clima de Orlando. Los jardines xeriscape requieren mucha menos agua que los de diseño tradicional. No solo reducirá el uso del agua, sino que también lo hará con el fertilizante. También consulte con su compañía local de servicios públicos para conocer si ofrecen reembolsos para diseño de jardín apropiado para Florida. 

El techo: haga de su techo un "techo frío". Un techo de color claro refleja el calor y reduce la cantidad de energía necesaria para enfriar los interiores. Algunos proveedores, como Orlando Utilities Commission, ofrecen descuentos para techos frescos que cumplen con las normas Energy Star.

Reciclaje

Desviar los desperdicios: recicle los residuos de alimentos y desechos en un cubo de abono. El compost se puede usar más tarde como fertilizante. Además, tenga en cuenta los productos reciclados y envases al comprar víveres. Por último, asegúrese de colocar los productos en los contenedores apropiados para su eliminación y reciclaje. Demasiadas personas tiran envases perfectamente reciclables a la basura.  

Los cambios son buenos

Los propietarios de viviendas en Florida y en todo el país continúan en su búsqueda de nuevas maneras de ser ecológicos y reducir su impacto sobre la huella de carbono. Muchos, como el propietario de Orlando, Arin Kidd, están tomando medidas para comenzar con las soluciones, tanto como individuos como en familia. "Hemos reemplazado las ventanas en la casa para aprovechar la energía solar. Usamos bombillas ecológicas. También reciclamos productos de plástico y vidrio", dice Kidd. "Los niños también saben sobre el reciclaje. Nos ayudan a reciclar plástico y vidrio".

Castro señala que la mayoría de estas estrategias ecológicas no solo son buenas para el medio ambiente, sino que son excelentes para la salud y las finanzas de una familia. Dice que es solo cuestión de tiempo antes de que la concientización ecológica se convierta en norma. "A medida que la gente empiece a darse cuenta de esto, transformarán el mercado de productos al exigir que sean más ecológicos, más baratos en su funcionamiento y que reduzcan nuestro impacto en el medio ambiente".