Película solar para ventanas

Uso de películas para ventanas

Por Leigh Hanlon, Tribune Brand Publishing

Para ahorrar más electricidad en su hogar, puede realizar proyectos como cubrir su techo con paneles solares, colocar una turbina de viento en el jardín o instalar un nuevo sistema de aire acondicionado. Sin embargo, hay otras estrategias más simples y menos costosas que también pueden afectar para bien sus facturas de electricidad.

La película para ventanas es una de esas mejoras para el hogar. Si se aplica apropiadamente, la película para ventanas puede reducir los costos de aire acondicionado en su hogar en casi un tercio. Eso es muy importante en Florida, donde la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA) estima que los habitantes gastan 40 por ciento más que el resto del país en sus facturas de electricidad mientras usan cuatro veces el promedio nacional para aire acondicionado. De hecho, Florida ocupa el segundo lugar después de Texas en uso total de electricidad residencial.

La Encuesta de Consumo de Energía Residencial de 2009 de la EIA reveló que el 27 por ciento de la energía usada en los hogares de Florida corresponde al aire acondicionado. Según Darrel Smith, director ejecutivo de International Window Film Association, la película para ventanas tiene mucho sentido para los propietarios ansiosos de ahorrar dinero en sus facturas de energía.

"Las películas de control solar pueden bloquear aproximadamente un 80 por ciento del calor solar que entra por el vidrio de un edificio, disminuir la carga de calor del sistema de aire acondicionado y reducir los costos de energía", dice Smith, quien calcula que una película para ventana instalada por un profesional puede reducir esos costos hasta en un 30 por ciento.

La película se aplica generalmente en la parte interior de las ventanas de las casas. La película se puede aclarar casi por completo, u oscurecer para reducir el exceso de luz y ofrecer más privacidad. Además, algunas películas tienen patrones y diseños, y algunas incluso imitan a los vitrales.

A pesar de que las películas para ventanas son un proyecto pasivo y de bajo mantenimiento para ahorrar energía, el producto en sí no es de ninguna manera de baja tecnología. La película se compone de seis a 14 capas de poliéster que han sido tratadas químicamente o con un proceso de deposición metálica. La película terminada tiene 1½ mm de espesor, o sea 1½ milésimas de pulgada. "Su fabricación es compleja", dice Smith. "La idea de que se trata de una sola hoja de plástico brillante no es cierta".

La película para ventanas ingresó por primera vez al mercado de consumo como un lujo adicional para automóviles, camiones y furgonetas a fines de la década de 1970, y luego comenzó a utilizarse en los edificios comerciales, donde su brillo reflectante conocido le dio elegancia a muchos rascacielos. En la década de los 80, el mercado automotriz realmente comenzó a tener éxito cuando la población en auge de Sun Belt compró las películas para ventanas para reducir el exceso de luz y mantener el interior de los vehículos más frescos. A partir de ese momento, la película para ventanas se comenzó a utilizar rápidamente en los hogares, donde hoy el producto cumple con la demanda de los propietarios conscientes de los costos que buscan soluciones ecológicas de bajo consumo, dice Smith.

La película para ventanas no solo ahorra energía; puede resguardar a su casa de sufrir los estragos de la luz ultravioleta que puede hacer que las alfombras, muebles, telas y obras de arte se destiñan o decoloren. Smith estima que la exposición a rayos UV genera el 40 a 60 por ciento de la decoloración.

"La principal ventaja de la mayoría de las películas para ventanas es que ayudan a bloquear hasta el 99 por ciento de los dañinos rayos UV, que reducen la ganancia de calor solar", dice Gregg Sampson, coordinador de conservación de la Comisión de Energía Eléctrica y Agua Potable de Orlando. "Al controlar la luz solar directa que ingresa al hogar, mejoran la comodidad y mantienen una temperatura uniforme en toda la casa".

Sampson recomienda que los propietarios de viviendas instalen la película en ventanas que dan al este, oeste y sur. "Ofrecemos reembolsos a nuestros clientes si el coeficiente de sombra (SC) es de 0.5 o menos (SC es la medida en que se clasifican los materiales de sombra). Mientras más bajo el coeficiente, mejor es para brindar más sombra en una habitación", dice Sampson.

Un último consejo sobre la instalación de las películas para ventanas sería probablemente dejar que lo realice un profesional. "Si alguien es muy bueno en la instalación de empapelados, también lo sería en la instalación de películas para ventanas", dice Smith. Todos los demás deberían confiar en un profesional. Solo recuerde la frustración que sintió cuando intentó aplicar una película protectora libre de polvo y burbujas de aire a su smartphone o tablet. Ahora imagínese intentando hacer lo mismo en una superficie con el tamaño de una mesa de pool.


Powered By OneLink