Consejos ante tornados

Consejos ante tornados

Si bien solemos contar con días de anticipación para prepararnos ante la llegada de un huracán, los tornados pueden formarse en las tormentas eléctricas o huracanes sin previo aviso y destruyen todo lo que encuentran en su camino en cuestión de segundos. En esta temporada de tormentas, asegúrese de que su familia esté preparada en el caso de que un tornado azote su área.

    Una alerta de tornado le informa que es posible que se produzcan tornados en el área de la alerta o en los alrededores. Si su área está bajo alerta de tornados:

  • Escuche las estaciones de radio de su localidad, mire las noticias locales o escuche la Radio del Tiempo de la NOAA.

  • Manténgase alerta, busque indicios de la aproximación de un tornado

  • Nubes oscuras, a menudo verdosas

  • Nube pared

  • Nube con suciedad

  • Granizo grande

  • Nube embudo

  • Rugido

  • Prepárese para buscar refugio.

  • Una advertencia de tornado indica que ya se ha visto o detectado uno mediante el radar meteorológico. Las advertencias de tornado indican un peligro inminente para la vida o los bienes materiales.

  • Busque refugio. No se acerque a las ventanas. Vaya al punto más bajo de su casa, o bien a una habitación o pasillo que no tenga ventanas. Como último recurso, ubíquese debajo de un mueble pesado y aléjese de las ventanas.

  • Si está afuera y no encuentra refugio, busque el punto más bajo del terreno, como una zanja. Cúbrase la cabeza con las manos o con una frazada, si es posible.

Después de un tornado:

  • Si sospecha que su casa sufrió daños, corte la energía eléctrica, el gas natural y los tanques de propano para evitar incendios, electrocuciones o explosiones.

  • Si no tiene electricidad, use linternas de baterías en lugar de velas.

  • Nunca utilice generadores, parrillas, calentadores u otros artefactos a gasolina, propano, gas natural o carbón dentro de su casa, garaje o cámper. Si se encuentra afuera, tampoco lo haga cerca de ventanas, puertas o respiraderos abiertos. Esos artefactos emiten monóxido de carbono (CO), que es un gas inodoro e incoloro que, en caso de ser inhalado, puede provocar una enfermedad repentina y la muerte. Ese gas puede acumularse en su hogar e intoxicar a las personas y animales que están en su interior. Si sospecha una intoxicación con CO y siente vahídos, mareos o náuseas, busque inmediatamente asistencia médica.  

Inscríbase para recibir las alertas del boletín electrónico de OUC con importante información sobre seguridad, apagones y restablecimiento de la energía eléctrica.